Elegir idioma:

Cómo Funciona Usted está en:Home - Cómo Funciona

El polígrafo, también conocido como “detector de mentiras”, mide y graba diferentes parámetros fisiológicos como la presión arterial, el pulso, la respiración y la conductividad de la piel mientras el sujeto está respondiendo a una serie de preguntas analizadas. La “técnica del polígrafo” está basada en el concepto de que las respuestas falsas producen respuestas fisiológicas diferentes de las asociadas a las respuestas verdaderas.

En algunos países el polígrafo se usa como parte fundamental en los interrogatorios con sospechosos criminales o candidatos a un empleo del sector público o privado. Los cuerpos de seguridad de Estados Unidos y las agencias del gobierno federales como el FBI y la CIA  además de muchos departamentos de policía utilizan los exámenes poligráficos para interrogar a sospechosos y seleccionar nuevos empleados. En España, cada vez son más las empresas que utilizan el polígrafo para seleccionar nuevo personal y proteger sus intereses.

El polígrafo puede ser una herramienta muy valiosa para reconstruir la verdad asociada a temas sociales e interpersonales como:

how-it-works-page

  • Liberar de culpas a una persona Acusada Falsamente
  • Investigación sobre el cumplimento de la Ley
  • Asistencia a la defensa de los Abogados
  • Infidelidades y Mentiras
  • Mentiras a través de Internet
  • Conflictos Parentales y Adolescentes
  • Problemas Familiares sin resolver
  • Sospecha de uso de Drogas (ilegales o sin prescripción médica)
  • Sospecha de Ludopatía
  • Asuntos sobre Robos
  • Selección de Personal
  • Sospecha de Robo por parte de un Empleado
  • Investigaciones a Personal Sanitario
  • Investigaciones a Funcionarios
  • Investigaciones a Instituciones Financieras
  • Investigaciones a Empleados que trabajan en Transporte, Distribución o Transporte Masivo

¿Cómo se lleva a cabo el examen poligráfico?

Los examinadores poligráficos suelen comenzar las sesiones de prueba de polígrafo con una entrevista previa para obtener información preliminar que posteriormente será utilizada para desarrollar las preguntas de diagnóstico. En este momento, el examinador explica al sujeto cómo funciona el polígrafo y cómo se conectan los sensores.

El examinador revisa todas las preguntas con el sujeto. Una vez que la persona se encuentra cómoda y preparada para comenzar, los sensores serán conectados y ajustados y las preguntas se realizarán en series, repitiéndose de 3 a 4 veces con una breve pausa entre ellas. En función de los resultados, el examinador puede ejecutar una serie adicional. En raras ocasiones, es necesario llevar a cabo pruebas de seguimiento después de un periodo de descanso.

Los resultados y el informe oficial estarán disponibles en 24 horas, ya que tenemos una política de control de seguimiento estricto que incluye una revisión por pares.